domingo, 22 de mayo de 2011

Concepción: Carolina Alejandra Torres Cartes

..
.
Tres de la mañana, martes doce

La Poésie
-mis queridos amigos– la petite Poésie
Requiere (como diría un cierto autor francés)
                            de encanallarse todo lo posible
Por que es, aquí y ahora
Para juntar bríos
Como una taza bajo la lluvia.

La Poésie lo consume todo –señoras y señores- lo contiene todo
Es la realidad libre
Desnuda y de lengua desatada
Pérfido animal salvaje
Incontenible oleaje circular
Que revuelve los sesos
Mareando al que la enfrenta

Es la destinada a caer como bala
Sobre algún ojo distraído
Desperfilando la imagen primera
Creando paisajes irrepetibles
Que duran un segundo
Y estallan.

No existe principio para una letra ardiente
Es un anillo constante
Un ocurrir a ojos abiertos
Un Dionisio a carcajadas y un Apolo blanquecino
Jugando póker
Como si nada.

El no entender, perder caminos
El hambre y frío de cada día
Un desdeñar la vida a sus espaldas
Y un éxtasis completo al roce de sus labios

Esto es poesía: quien la probó  lo sabe.


Lunes ocho, cuatro AM
A la muestra fotográfica
“Disenchanted playroom”
de Wolfram Hahn

De todo lo que está bajo el cielo
(Tazón de leche, cereales derramados, cuchara lunar)
De todo lo que se llama a si mismo MANIFESTADO
Hay algunos puntos observables y olfatibles
Que destacan por motivos no descritos e inexplicables
Sobre el tapiz terreno
Y cuando a veces, uno se fuma 200 porros
(Suena una campana desde muy lejos)
O trescientos, o quinientos
La mirada queda atrapada, por alguno de esos puntos
Con el ardor de la llave sobre la cerradura
Busco y encuentro (dos puntos)
Un animal trepa la higuera
He aquí la cola de un gato
Y miau miau dice el gato
Y yo lo sigo tiempo abajo
Caminando con las manos
En una reversa cámara lenta
Barriendo el piso con el pelo
El espacio se trasforma
Se repliega sobre si mismo
Engulléndose enfurecido
Los ojos secos avisan el pestañeo
Y baja el parpado
Y sube el parpado
Una cámara frente a mí
Wolfram Hahn
Una foto.
Y baja el parpado
Y sube el parpado
Estoy de pie junto a la higuera
Enfrente: la casa desierta.
De todo lo que está bajo el cielo
(Cola fría, escarcha gris, papel azul)
De todo lo que se llama a si mismo INMANIFESTADO
Hay algunos puntos observables y olfatibles
Que destacan por motivos no descritos e inexplicables
Sobre el tapiz terreno.


 El oficio 

En este asunto específico, el tema que nos convoca
No hay necesidad de valentía
O de trasformaciones sociales

El oficio consiste más bien
En sintonizar correctamente
La radio mística implantada en el pecho abierto
Que han llamado POESIA algunos hombres;
Pronunciando ESA-ESE con desidia
Escupiendo en los principios
Abriendo bien la boca a las finales
Pero sin saber que hacen
O a quien llaman

Ni la valentía ni las transformaciones sociales
He dicho
Que tengo miedo, sufro de vértigo
Tanto como ayer y nunca menos
Soy la niña bajo la oscuridad absoluta
En espera del cataclismo nuclear anunciado 

Bajo las sábanas, sobre los colchones
Bajo el cielo negro, sobre la tierra de mi nacimiento
Yo jugaba a crear objetos.
Como esa casa blanca y ese lago que humedecía arenas intocables
Frutos del miedo a la noche y a las formas monstruosas.

Nosotros, los incompletos
Los desdibujados en el orbe
Los que perdemos la vida por cada letra
Y la vez, como si fuera poco
Ganamos un paraíso momentáneo verso a verso

Nosotros, los abandonados
No hemos alimentado a nadie
No hemos cambiado el mundo
Se han blandido espadas, eso es cierto
De modo ornamental
Nuestras cuchillas carecen de filo y son de palo.

El asunto, el tema que nos convoca
Consiste más bien en un juego de niños
Por eso a veces lloramos y destrozamos objetos
Para al menos conciliar el sueño
Un rato.


La cura 

Si cada centímetro cúbico de mi odio, pudiera convertirse en solo
                                                                              .................UN granito de arena
El universo seria playa bañada por la alegría vuestra
Construiríamos nuevas costas de pacífico y de atlántico.

Cuando camino por las oscuras calles
Con la mirada más cabrona nunca antes parida por mujer alguna
Los transeúntes pueden oír a kilómetros cada pisada mía
Peso más que un rinoceronte
Peso unas cien mil toneladas

Tengo olor a campo de concentración nazi
A fuerza armada revolucionaria colombiana
A guerra civil española
A Irak
A Darfur
A banderita chilena banderita tricolo-or chamuscada sobre
                                                                           .........la moneda del 73

Dejo la biblioteca hedionda a guerra antigua,
A batalla contra los bárbaros
Contra los chinos
Contra los indios
Contra los negros
Contra usted, mijita linda, que lee con sus lentes de marco grueso

El concepción pañuelo, ya no puede contener, el hoyo negro
                                                                                supermasivo de rabia

Que me chorrea por las narices, como en día de resfrío
y sin plata para un antigripal caliente

Cuando llueve así -precisamente como hoy-
Soy mucho peor que el chacal de nahueltoro
Derribo edificios como enemigo de power ranger
Y ni Zordon podría detenerme si tuviera brazos o piernas
Y no fuera solo una cabeza Gigante - parlante
Soy de aquellos que vienen de otras galaxias a tirar rayos láser
                                                                               .........a los niños buenos

Si no fuera por los audífonos, que en este preciso momento
                                                                        ........    .......me detienen
Iría directo a robar una B16

Luego treparía sobre la catedral a matar moros
Y si no fueran moros poco importa
Por que verdaderamente, yo no discrimino

Una mosca posa sus múltiples patas sobre mi cabeza
Hoy no escribo
Y suena The cure en la radio horizonte.


Y salirse con la suya 

No debo decir que te quiero, en un poema
El hacerlo, iría en contra de todo lo bueno, bello o digno de alabanza
Que puede caber en un papel.
Puedo dar muchas vueltas
Y hacer distintas señas

Puedo describir tu cuerpo
Desnudarte y cubrirte de grafemas
Puedo hablar de tus manos, de tus pies, de tus ojos
Del miembro viril que ostentas entre las piernas,
de tus orejas, de tus agujeros nasales

Puedo escribirte de adentro hacia fuera
Más no puedo decir que te quiero
Al menos no en un poema.

Se espera de mí una cosa diferente,
Un derrame de creatividad magistral
Que deje bien parados a los escritores muertos, vivos y pre-vivos

Corro el riesgo mortal
De ser apuntada con el dedo
Y que se me requiera en la corte de las letras
Por parte de un jurado inquisitivo

De pipa y boina
“críticos”
“criticones”
Con aspecto de sorpresa ingrata.
Por esa razón y muchas otras
Para no ser tildada de inconsciente, de escritor de plaza publica
De señora peliteñida lectora implacable de poesía rosa
Y de mamarracho baboso
No diré cuanto te quiero, Pablo
Al menos no, en un poema.


CAROLINA ALEJANDRA TORRES CARTES, Concepción, 1986. Alumna de Derecho de la Universidad Católica de la S. Concepción, su obra poética y narrativa figura en la Antología Ante Lucem del Taller de Literatura de la escritora y profesora Ingrid Odgers Toloza, Balmaceda Arte Joven 2010.
.

1 comentario:

  1. Genial Carolina. Arte Joven, arte perdurable, arte eterno. ARTE. Saludos y felicidades.

    ResponderEliminar

La editorial tomará en cuenta tu aporte
El comentario debe ser firmado
Saludamos al lector activo.
Si tienes alguna consulta, escríbenos a:
sociedaddeescritoresdechile@gmail.com