domingo, 15 de mayo de 2011

Paz Molina es miembro de una generación de poetas femeninas que surgió la década de los 80

.

He vivido el tema de la mujer en carne propia y la situación política del año 73… mi desarrollo como madre, como mujer en el plano de la familia y que fue predominante en la primera parte de mi vida, hasta los treinta y cinco años, en que recién publico mi primer libro y me incorporo al mundo literario, donde recién enfrento lo que significa la posición de la mujer escritora frente a la posición del hombre escritor. Paz Molina

.
Historias de ángeles II
de Memorias de un pájaro asustado

Yo quiero una mujer para apagar mis ansias,
dijo el Ángel, y un gesto obsceno le oscureció el semblante.
Estoy harto de alas y miriñaques,
ahora quiero deshonrar mi estirpe entumecida.

Quiero unos pechos vastos, formidables,
en extensión incierta como pensamientos humanos;
que se hundan en ellos mis torpes manos pudibundas.
Mis antiguas plegarias han de ser besos y saliva.

Quiero una inconfesable lujuria.
Se subleva mi espíritu macilento,
mi espalda sudorosa se inclina sobre un cuerpo
que parece ardorosa convulsión del Infierno.

Quiero un goce satánico,
dos piernas que agonicen de estertor,
y dos manos que perturben mi agónico sentido.

No recuerden mis cánticos.
Mis alas están yertas.
tan sólo quiero una mujer
y su nefasta dulcedumbre.


Tan Solamente

Yo rivalizo conmigo:
No estoy a la altura de mi condición.
Me topo con sorpresa contra mi propio yo.
Me sucede que no canto como quisiera.

Balbuceo y escucho una lejanía.
Tímidamente me alzo en lluvia.
Escojo, por no dejar, un nombre para darme.
Y no me siento interpretada.

Tan torpe como soy. Tan solamente.
Tan única y tan ella y tan dolida.
Y la gran carcajada que me gasto.
Y las ganas de ser y de quebrarme.

Rivalizo conmigo y esta pugna
vagamente grosera me invalida
las mejores gestiones amatorias.
Y mi propio amor, mi boca para el beso
mi discutible condición angélica
se me van convirtiendo en impostura.


La boca del miedo

1

Hacia ti dirijo mi frente descabellada
apacentando dolores.
Entre tus manos de príncipe marchito
cobijo mi tristeza de colegiala.
La tarde es un recinto
maldito por la belleza.
Acurrucada, te bendigo.

2

Somos los dioses impotentes
con nuestro intento de maravilla.
La ancianidad es un espejo turbio
repleto de soles.
El triunfo es una llave
sólo conocida por tu boca
maestro de melancolías
príncipe de dulce mirada.
Te viajo y te conservo
inmaculado y lejos
con un deseo de vivirte
con un deseo de ser tu alma.

3

El amor también puede fruncir el ceño
arquitecto dulcísimo.
Guardo para ti el mejor racimo
la verdadera vida
el sol naciente.

4

Estoy tejida en cárceles aladas
mi sombra es tu reflejo
cautiva de tus horas te dibujo
con mi pincel sombrío.
Soy la boca del miedo vuelta risa
cuando me besas.


Los dedos de la suerte

1

¿Cómo definir aquello que nos impele
que nos hace rebotar contra el cielo
y devolvernos la conciencia?

¿Cómo ceñirnos la mirada justa
para alcanzar la profesión de sabios?

Yo quiero alejarme del mundo-puñalada
e instalarme a vivir en la jaula florida
de mi Pájaro Padre.

2

¿Qué desatino es este, fluye un sueño acullá,
tengo dominio lógico del verbo o acaso
este oficio dominante y promiscuo en el tejido
no viene siendo más que un nicho distinto
perversidad más noble?

Yo persisto en el afán incierto justamente
y me muevo claramente en los días.

Doy salud al precario que se inicia matinal
en mis símbolos
entonces le señalo la ventana mejor, la más abierta
para el día que corre para la noche que vuela
Tendremos embrujos memorables
y mantel largo.

3

Y ni siquiera un tango ni siquiera un diamante
un pan o discorola perdida
ni siquiera.

Luego, qué.
¿Derretirse tranquilo en un texto insumiso
o doblegarse entero?

4

Hay cosas que no sé. Me destituyen
Me ubican en espacios insufribles
Debo salir de aquí de cualquier forma
en el siguiente verso, pero es tarde.


Paz_Molina, poeta y novelista, nació en Santiago en 1945. Realizó estudios de Artes y Teatro en la Universidad de Chile y ha participado en diversos talleres literarios, dirigidos por los escritores Miguel Arteche, Pía Barros, Martín Cerda y Jaime Quezada, entre otros. Ella misma ha dirigido talleres y ha desempeñado labores en la Fundación Neruda. Molina es miembro de una generación de escritoras y poetas femeninas que surgió en la década de los 80. Publicó su primer libro de poemas, Memorias de un pájaro asustado, en 1982. Le siguen Noche Valleja en 1992 y Cantos de Ciega en 1994. En 1996 publica Neruda aparta de mí esta sombra, Editorial Rumbos. El año 2003 publica La Boca del Miedo, Editorial Linajes, México y el año 2005, Verbosa Dama Súbita Editorial Apostrophes. Es también autora de dos novelas inéditas: Paradero 28, obra que obtuvo el segundo lugar del premio Pedro de Oña en 1980, y Apuntes para una sombra, mención en Juegos Literarios Gabriela Mistral en 1982 y mención honrosa Andrés Bello en 1983.

Más acerca de la poeta:

Video: Descentralización Poética
.

1 comentario:

  1. Hermosa poesía, "Hay cosas que no sé" me dan envidia mujer, me refiero a tu poesía.

    ResponderEliminar

La editorial tomará en cuenta tu aporte
El comentario debe ser firmado
Saludamos al lector activo.
Si tienes alguna consulta, escríbenos a:
sociedaddeescritoresdechile@gmail.com